No todo está perdido

Publicado en por gildo gonzalez

Me entusiasmó leer los comentarios de Mariel Avila Lizarraga, estudiante de Artes Visuales, sobre lo que sucede con la educación artística en Yucatán. Sus puntos de vista y la forma en la que aborda la problemática son respetables y dejan muy claro las deficiencias que persisten en la localidad.

Ni siquiera se han impulsado diálogos o tareas para analizar lo que ocurre en esas facultades o licenciaturas, mucho menos se ha querido abordar el problema desde la raíz, pero ya no estamos solos. Poco a poco se irán sumando conciencias que eleven la voz y obliguen a las autoridades a tomar cartas en el asunto.

No se puede soslayar la educación artística y mucho menos continuar haciéndola parecer como algo complementario.

Se agradece el que hayan querido compartir sus comentarios y desde luego mucho más me gustaría poder estar en contacto con quienes lo emitieron a fin de establecer diálogos que enriquezcan nuestras posturas.

No podemos seguir esperando a que alguien corrija lo que nos ocupa como algo fundamental en nuestras vidas. Hay que propiciarlo, primero respetuosamente, pero insistentemente hasta lograr los objetivos marcados.

La suma de voluntades será la que posibilite el cambio.

 

Comentar este post