Los museos para la comunidad y el turismo

Publicado en por gildo gonzalez

Mientras los más jóvenes sigan considerando la visita a los museos como un paseo cansado y aburrido, poco o nada se podrá avanzar en las gestiones para conseguir el surgimiento de nuevos espacios.

Mucho se ha discutido acerca de la problemática para hacer que los museos avancen de acuerdo a las necesidades del presente, sin embargo, continúa esta dinámica sobre todo en aquellas instituciones que no poseen los recursos suficientes para ir renovando sus instalaciones.

La tecnología va siendo cada vez más inperativa y motivando sienpre a la interacción para hacer de los museos espacios más atractivos para los visitantes.

El reto implica no perder de vista lo fundamental y al mismo tiempo desarrollar estrategias que permitan la difusión mucho más agresiva de las características de cada espacio.

El marketing de los museos en México se va convirtiendo en un tema que habrá que abordar con mucha dedicación para tratar aliviar la carga presupuestal que significan, muchas veces para las cuentas públicas. El museo es factible de concentrar tareas que le permitan establecer mejores estrategias de comunicación con su público, la promoción internacional, nacional; así como sus proyectos de exhibiciones y otras actividades para fondos y beneficiencias.

El marketing es una opción que merece estar en los planes de toda institución museal, no debe haber pretexto para su no aplicación.

Precisamente, en este mes de mayo, cuando se celebra el día internacional de los museos, es momento preciso para entrar en detalle y analisar las situaciones en las que se encuentran los museos de Mérida; y de ser posible los de todo el estado de Yucatán.

El reto no es sencillo, pero puede redituar en la conjunción de voluntades para encontrar soluciones que posibiliten una restructuración de cada espacio museal, de acuerdo a sus propias características.

Celebro la más mínima iniciativa, pero también reconozco que muchos espacios van cediendo al paso del tiempo y van debilitando sus potenciales de captación dé público. Es por eso que los cursos de actualización son necesarios si no se quiere entrar a esa lista de espacios sin público.

Hacer museos no es tarea sencilla, pero de su resultado depende también el cambio social y económico.

Pensar en el público para que el museo no se destine exclusivamente al turismo, y por el contrario lograr que la ciudad se apropie y participe de todas las actividades, es tarea prioritaria de su personal.

Hagamos de nuestros museos los espacios de crecimiento integral.

 

Comentar este post