10 consejos prácticos para comprar arte

Publicado en por gildo gonzalez

majo junio2005 00110 CONSEJOS PRÁCTICOS

      PARA COMPRAR ARTE

 

Por Gildo González

 

Por si no lo sabía, una de las mejores inversiones para crear un patrimonio familiar o empresarial, es la adquisición de objetos de arte. Si su elección es adecuada, la plusvalía de su adquisición se verá reflejada al paso de unos cuantos años. Para facilitar un poco la toma de decisiones comparto con usted los siguientes consejos:

1.    Saber dónde y cuándo comprar.

Casi siempre actuamos motivados por las circunstancias, de manera que nunca planificamos y en ocasiones no sabemos cómo, cuándo y dónde adquirir una pieza de arte. Si bien existen galerías que nos ofrecen su especial conocimiento en el mercado del arte, hay que tomar en cuenta que su asesoría cuesta. Por lo que los precios de galería son un poco más elevados y la garantía dependerá del prestigio y seriedad de la empresa. Visitar galerías nos permitirá conocer el tipo de arte que promueven y los precios que manejan.

Con un poco más de esfuerzo y planificación se pueden encontrar magníficas piezas siguiendo estos pasos:

2. Procure asistir a inauguraciones de exposiciones individuales o colectivas que se realizan en algunos museos y galerías públicas ( de gobierno y ayuntamiento) de la ciudad. En estos eventos podrá conocer directamente a los artistas y si encuentra algo de su agrado evitará a los intermediarios.

3. Vaya afinando su preferencia y sus gustos. ¿Qué tipo de arte le parece más atractivo?: Figurativo, abstracto, minimalista, fotorrealista, etc. Existen tantas características como gustos personales.

4. Siempre trate de decidir si prefiere comprar por gusto o por inversión.

Planifique su compra. Existen momentos en los que pasamos por determinado comercio o incluso en la calle y encontramos un cuadro que nos parece adecuado para determinado espacio en la oficina o la casa. En ese momento preguntamos precio y quizá hasta cerremos el trato. Cuidado. Existen los siguientes riesgos que debe conocer.

Hay que saber si la obra que adquirimos es original de determinado artista, pues eso le otorga la posibilidad de incrementar su valor conforme la trayectoria del mismo vaya en ascenso o se consagre a niveles internacionales.

La adquisición de obra de dudosos autores o reproducciones no le aportará absolutamente nada a su patrimonio, ni siquiera en el terreno estético ya que difícilmente adquieran un grado mínimo de calidad.

5. Pregunte por el artista que firma determinada obra. Coleccione su folletería y procure seguir su carrera de cerca. Sobre todo si está interesada(o) en adquirir alguna de sus piezas. Mientras más conozca, más podrá entablar pláticas sobre esa pintura que cuelga en su pared y se vuelve tema de conversación de sus reuniones.

6. Exija siempre un documento de autenticidad al adquirir una pieza. Este será muy importante para conformar la procedencia y servirá para registrar su colección.

7. Asista a subastas y ferias de arte. Allá encontrará una oferta mucho más variada y podrá conocer mucho más de los precios que se manejan, así como de los artistas que están cotizándose y los de reciente integración.

8. Si lo prefiere, utilice los servicios de consultores o especialistas que por una comisión le asesorarán y le indicarán las mejores opciones de compra de arte. Aunque siempre será mucho más satisfactorio el adquirir algo que por algún motivo nos cautivó personalmente.

9. Esté pendiente de los resultados de concursos, bienales, etcétera; pues en estos eventos se congregan siempre especialistas que van definiendo las tendencias conceptuales del arte y van otorgando valor a determinadas piezas y autores.

10. La conservación y el mantenimiento de su pieza siempre será prioritaria. De su buen estado depende también la plusvalía que tendrá en el futuro. Procure enterarse de los cuidados que tenga que brindarle y las maneras de proteger su inversión.

Son quizá más los que piensan que comprar arte es un lujo, sin tomar en cuenta que muchas veces gastan fuertes cantidades de dinero en "baratijas" que usan para decorar sus espacios.

Nada más veamos la diferencia que surgiría cuando alguien le pregunte dónde adquirió determinada pieza.

La respuesta podría ser: "La compré en tal casa comercial, en el departamento de decoración y me costó tanto". Hasta ahí

Cuando se trata de una buena compra de arte la respuesta podría ser:

"La compré en determinada galería o espacio cultural, o se la adquirí a determinado artista que está exhibiendo en tales ciudades. Que ha obtenido tales o cuales premios o está surgiendo al mundo  del arte y está llamando la atención de museos y galerías de tantas y tantas partes"… El precio será lo de menos.  A esas alturas estaremos hablando de un tesoro familiar o empresarial.

Inicie su colección y forme parte del selecto público del arte. Le aseguro que no se arrepentirá.

 

 

Comentar este post